A tres años de la partida del gran Norm Breyfogle

Se cumplieron tres años de la partida del gran Norm Breyfogle, uno de los dibujantes más emblemáticos de Batman para la Generación a la que pertenezco.

Con puestas en escena muy poderosa y un estilo expresionista marcada en loccorporal de los personajes dotaba de gran belleza a sus viñetas.
Su trágico fin, vinculado a la repetición de un accidente cardiovascular, recuerda al de otro de los grandes autores de Batman en los ochenta: Don Newton, fallecido por un infarto masivo cuando acababa de cumplir 50 años, tras una prolífica andadura en los cómics del murciélago.
El talentoso Norm Breyfogle, estuvo unido a Batman entre 1987 y 1998. El tomo en particular “El espíritu de la bestia” da comienzo a su etapa en la serie Batman (números 458-466 y 470-471, 1991-1992), escrita por su amigo Alan Grant, y también la novela gráfica Birth of The Demon (El nacimiento del demonio), del guionista Dennis O’Neil.

243381203_4787022944641786_346838721520547185_n

Casi siempre junto al guionista Alan Grant, conformaron varias de las historias más entretenidas de este personaje en el interludio de años ocurridos entre el reinicio de DC Comics tras las Crisis en Tierras Infinitas – con el subsecuente Batman: Año Uno, de Frank Miller y Mazzuchelli – hasta después de La caída del murciélago. Ambos autores, Grant y Breyfogle, habían formado equipo creativo años atrás en la serie Detective Comics, desde 1988, y gracias a su creciente carisma dentro de la industria y, sobre todo, debido a la satisfacción de los fans, fueron elegidos como el nuevo equipo creativo de la serie Batman a partir de 1991, la que más vendía en aquellos años.

Estamos ante el dibujante más característico de Batman durante la década de los 90, aunque comenzó a dibujar las series de este personaje en 1987, en Detective Comics, y junto a Alan Grant. Sería en 1990 cuando aterrizaría en Batman, lugar en el que estuvo dibujando durante los números 455-466, 470-476, 492-493, 556 y Annual #11-12, entre los años 1990 y 1998. Otros trabajos reconocidos fueron el Elseworld Batman: Holy Terror (1991), Batman: Shadow of the Bat #1-5, 13, 50, 65-67, 75 (1992-1998), la creación del personaje Prime, de Malibu (en 1993), y la serie Bloodshot en 1995, donde creó al villano Rampage (recuperado en 2017 por Jeff Lemire). También co-creó varios personajes míticos de Batman, como el Ventrílocuo, Zsasz, Jeremiah Arkham, Anarquía o Amygdala, entre otros. También fue bastante influyente cuando se creó el traje del tercer Robin, Tim Drake, del que DC tomó muestras de varios diseños creados por el autor.

243298938_4787023597975054_2518652936265368683_n

Una de sus grandes particularidades artísticas era su capacidad de mostrar una gran expresividad en sus personajes, a pesar de las máscaras, y normalmente expresiones de miedo, agresividad o cansancio. Además, tenía un enorme talento para mostrar dinamismo y movimiento entre sus viñetas que le colocaban como gran heredero del estilo de Neal Adams, salvando las distancias creativas entre ambos.

“Quería dibujar a Batman toda mi vida.” – Norm Breyfogle, entrevista a Bleeding Cool

En 2010, Norm Breyfogle realizó unas declaraciones en las que aseguraba que estaba en una ‘lista negra’ en DC y Marvel, puesto que no aceptaban ya sus encargos. De hecho, en 2001 había realizado hasta 10 propuestas para DC, todas ellas rechazadas, por lo que decidió tirar la toalla con la editorial… aunque continuó trabajando para diferentes empresas y editoriales hasta que, en 2014, sufrió un derrame cerebral con consecuencias devastadoras. Su parte izquierda quedó paralizada (y él era zurdo), por lo que se vio impelido para continuar dibujando, comenzando un largo periodo de recuperación y rehabilitación del que, incluso, tuvo que pedir ayuda para financiar.

Te extrañamos Norm

Con info de Bleding Cool