El adios a Peter Mayhew, el actor de Chewbacca en ‘Star Wars’

El interprete británico, de 74 años, se metió en la piel del peludo acompañante de Han Solo durante las tres primeras películas de la saga

El actor británico Peter Mayhew, que interpretó a Chewbacca en la saga de Star Wars, murió este martes a los 74 años en su casa de Texas, donde vivía desde que se casara con Angie Luker, estadounidense a la que conoció en una convención de Star Wars. El fallecimiento fue confirmado por sus allegados en el perfil oficial de Twitter del artista: “La familia de Peter Mayhew, con profundo amor y tristeza, lamenta compartir la noticia de que Peter ha fallecido”.

Mayhew protagonizó durante las tres primeras películas de la saga al leal y peludo compañero de Han Solo, el personaje interpretado por Harrison Ford, además de ser el copiloto de la famosa nave que los trasportaba: El Halcón Milenario. Pese a que su particular personaje de 200 años nunca llegó a pronunciar ninguna palabra -se comunicaba por gruñidos y aullidos animales-, se convirtió en una de las figuras más carismáticas e icónicas de la legendaria saga de ciencia ficción dirigida por George Lucas, gracias a la habilidad del londinense en darle sentimientos.

peter-mayhew-chewbacca

Mayhew encarnó a Chewbacca en las tres películas originales: Star Wars: Una nueva esperanza (1977); El imperio contraataca (1980) y El retorno del Jedi (1983). Fue elegido al inicio de la saga mientras trabajaba en un hospital por su altura, que superaba a la de David Prowse, que encarnaba a Darth Vader. Empezó en el mundo del cine como el minotauro de Simbad y el ojo del tigre, rodada entre España y Malta. Aunque volvió a su trabajo en el hospital, uno de los productores, Gary Kurtz, se quedó con sus datos, y cuando Prowse pasó de ser Chewbacca -primer papel para el que había sido contratado- a Vader, contactaron con él.

Por su mala salud tuvo que abandonar la saga en El último Jedi (2017), y colaboró asesorando a su sucesor en el papel, el finés Joonas Suotamo, asegurándose que se comportara como un auténtico wookiee, la raza a la que pertenecía Chewbacca. El actor británico, de 2,18 metros de estatura, había vuelto a interpretar el papel en Star Wars: Episodio III – La venganza de los Sith (2005), que cerró la segunda trilogía de la saga; y Star Wars: Episodio VII – El despertar de la Fuerza (2015), que inició la tercera y, hasta ahora, última trilogía de Star Wars.

Sus familiares destacaron en el comunicado que para esta reaparición Mayhew trabajó sin descanso para superar sus problemas de movilidad que lo tenían casi postrado en una silla de ruedas y poder meterse de nuevo en la piel de Chewbacca. “Para él, la familia de Star Wars significaba mucho más que un personaje en una película”.

1556843376_897065_1556874348_noticia_fotograma

Gracias al éxito de las películas, Mayhew participó durante décadas en los encuentros con seguidores en todo el mundo hasta convertirse en uno de los artistas más queridos de la saga. Tampoco necesitó trabajar en otros productos audiovisuales que no tuvieran relación con Star Wars: desde Terror (1978) y la serie Dark Towers (1981) no encarnó a otro personaje que no fuera Chewbacca.

En 2015, el actor contó lo especial que fue para él reencontrarse con Harrison Ford en un plató durante el rodaje de Star Wars: Episodio VII – El despertar de la fuerza y definió su estrecha relación fuera de la pantalla como la de “un matrimonio”. “Estaba sentado en mi caravana. Llamaron a la puerta y alguien gritó ‘¿Dónde está esa alfombra andante?’. Era Harrison. Entró, me dio un gran abrazo y me dijo: ‘Bienvenido de nuevo'”, rememoraba el actor en la revista Empire. Su familia ha subrayado también que en sus últimos años estuvo dedicado a la Fundación Peter Mayhew, que lucha contras las crisis alimentarias

Si queres compartirlo! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Instagram