Carnage hace un trato letal con un villano de Marvel

El simbionte Carnage es una peligrosa amenaza y además se acaba de unir a un villano de Marvel y de Spider-Man.

Atención SPOILERS de Red Goblin: Red Death número 1

Autores: Rob Fee, Pete Woods, Sean Ryan, Patrick Gleason, Ray-Anthony Height, Marc Deering, Dono Sánchez-Almara, ProtoBunker y Joe Sabino.

Norman Osborn es un gran villano de Marvel que le ha hecho la vida imposible a Spider-man en numerosas ocasiones. Pero ahora se volverá más mortal cuando se fusiona con Carnage.

Después de ser derrotado por Spider-Man, Norman recurrió al simbionte Carnage para otorgarle más poder. Así es como nació el Duende Rojo. La locura de Norman mezclada con Carnage produjo una combinación letal, aterrorizando a Peter Parker en el período previo a Amazing Spider-Man número 800.

Por supuesto, Spider-Man pudo derrotar al Duende Rojo, así que Norman fue liberado del simbionte Carnage y enviado al Instituto Ravencroft. Un efecto secundario negativo de su tiempo como anfitrión simbionte es que Norman ahora cree que es Cletus Kasady, el anfitrión original del simbionte más peligroso de Marvel que asesina en masa.

Ahora sabemos como es esa unión.

Norman y Carnage se han reunido nuevamente en la serie de eventos Absolute Carnage, pero una vista previa de Red Goblin: Red Death número 1 revela una historia no contada entre Norman y el simbionte desde la primera vez que se unieron.

Nos muestran a Norman en su oficina a altas horas de la noche, manteniendo una conversación con Carnage en su cabeza. Norman parece estar en contra de la muerte sin sentido que anhela el simbionte, y trata de encontrar un punto medio donde ambos puedan obtener lo que desean.

“Esto va más allá del daño colateral, Carnage“, dice Norman. “Este es un asesinato sin sentido”.

Por supuesto, Carnage solo quiere matar por el mero hecho de hacerlo, tenga sentido o no. El simbionte continúa recitando el mantra de gran poder y responsabilidad de Spider-Man, con el ligero giro de “Si quieres mi poder, entonces mi apetito es tu responsabilidad”.

carnage-duende-rojo

Aquí es cuando Norman usa sus tácticas de negociación en la sala de juntas para encontrar una alternativa que les agrade a ambos: cada vez que los antojos de sangre de Carnage sean demasiado fuertes, la pareja saldrá a buscar una víctima o víctimas adecuadas. El único requisito es que tengan que ser alguien que no se pueda rastrear hasta Norman. Con el acuerdo hecho, se dirigen a las calles de Nueva York para merodear.

Si queres compartirlo! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Instagram