Entrevista a la autora Argentina de la Saga Aquelarre, Vanesa O’Toole

Junto al constante resurgimiento de la literatura fantástica de los últimos 15 años, han aparecido miles de obras de calidad que tal vez en la vorágine editorial, quedan relegadas.  En el ámbito local, cientos de entusiastas escritores buscan la manera de llegar al publico por medio de publicaciones no tan extensas y por editoriales alternativas.

Hoy les acercamos una multifacetica autora Argentina Vanesa O’Toole, que no solo lleva adelante un grandioso mundo con la pluma en mano, sino que ahonda en el paso a paso de sus obras en forma completa allanando, por que no, el camino a otros autores olvidados que buscan surgir.

vanesa final copy

¿Quién es Vanesa O’Toole? 

Vanesa O’ Toole es una mujer de 36 años con un alma muy inquieta. Con el sol en Cáncer, Ascendente en Virgo y Luna en Sagitario, conjugan a una persona muy sensible, con un mundo interno gigante y que lo expresa a través del arte.
Soy escritora, guionista, editora literaria, cantante, aficionada al violín y, para jugar y divertirme, actriz.

¿Recordas donde nació tu pasión por la literatura?

Tengo dos anécdotas que tienen que ver con mi madre. La primera: mi madre, como docente, me traía cada verano toneladas de libros de la biblioteca para que lea durante esos tres meses de espera hasta la vuelta a clases. Así fue como descubrí libros de aventuras, fantasía y demases, entre ellos, Julio Verne. La segunda, tiene que ver con un libro de texto que usábamos en primer grado. El protagonista era un sapo que se llamaba Naranjito. Al final del libro, Naranjito se va (perdón por el spoiler) y yo lloré tanto pero tanto, que mi mamá, al llevarme de viaje a San Clemente para las vacaciones, me mostró una familia de sapos que había en la casa que alquilábamos y me dijo que Naranjito se había ido a vivir ahí. A partir de ese momento, supe que la literatura era mágica y que la fantasía era parte de nuestro cotidiano. Más tarde comprendí que solo es apta para quien se anime a creer en ella.

¿Y por exponer tus fantasías en el papel?

Nació con la escritura de mi primera novela, “Siete días para Elizabeth Schumann”, la cual escribí a los 15 años. Mi sueño era verme publicada y una vez terminada, recorrí editoriales pero ninguna se interesó por el escrito. Aprendí muchas cosas con el correr de los años. El camino del escritor novel es arduo, es verdad, pero tampoco hay que echarle toda la culpa a las editoriales. Ahora que terminé de rescribirla, me di cuenta de que el material en sí contaba una linda historia, pero que le faltaba muchísimo a nivel narrativo. Por suerte los años me llevaron a perfeccionarme en la escritura y es por eso que ahora la obra tiene una calidad que sí es digna de ser publicada por cualquier editorial que se anime al género.

¿Que te impulsa a hacerlo?

Soy muy introvertida, aunque no parezca. Y creo que la escritura me da la capacidad de conectar mi mundo interno con el afuera. Publicar es el alivio de la tarea terminada. Y creo que hay una importancia muy grande en abrir y cerrar ciclos. Me estreso de solo pensar que hay cosas sin cerrar en mi vida y siento la necesidad de soltar una cosa para pasar a la otra. Lo mismo me pasa con la escritura. Tengo tanto que contar que necesito soltar una historia para poder involucrarme en otra. Es como saltar de liana en liana, en una selva literaria.

¿Cuáles son tus metas por cumplir a corto, mediano y largo plazo? 

Mi faceta artística es amplia y va rotando de intereses, para no aburrirme. Este año me propuse publicar mi novela solista (Siete días para Elizabeth Schumann), escribir un libro de cuentos y el cuarto volumen de la saga Aquelarre. Pero también me propuse no olvidar conectar con mi parte de actriz y cantante. Así que gran parte de mi tiempo voy a invertirla en alguna obra de teatro y varias fechas que ya tengo programadas con músicos amigos.

¿Quiénes son las personas especiales que te bancan en esta cruzada?

Mi socia (M. Fernanda Bertonatti) es la persona que más me banca en todo esto porque ella es igual a mí en referencia a lo artístico. Después, algunos amigos y colegas, no solo autores, sino artistas autogestivos. Creo que entre artistas nos entendemos y que todo es mejor cuando nos potenciamos.

¿Como es un día de Vanesa O`Toole fuera del papel y la tinta?

vaneMis días son muy ajetreados. Me levanto a las 7 de la mañana y trabajo en una editorial médica hasta las 18 hs. Una persona normal terminaría su día a esa hora y volvería a su casa… Bueno, yo no soy una persona normal. Después de ese horario me dedico al teatro (como trabajo y como hobbie), doy clases en el ISER en la carrera de Guionistas, me dedico a mi trabajo editorial y cuando puedo, a la música. Este año decidí organizarme distinto, ya que quiero disfrutar más del tiempo libre y de mi gente querida, así que me hago el tiempo para ir a comer, a charlar, para ver alguna película, escuchar alguna banda o participar de alguna movida cultural. ¿En qué momento queda lugar para la escritura? Lo invento. No me preguntes cuándo, pero el tiempo me lo hago. Respecto al cosplay, me encanta cosplayearme, pero creo que es una tarea de tiempo completo y de mucho profesionalismo para el que se dedica a hacerlo. Yo solo lo hago por diversión, cuando puedo. Como adelanto te puedo contar que se viene el cosplay de los personajes de Saga Aquelarre.

 

¿Que es lo mas difícil de ser una escritora independiente? 

IMG-20180211-WA0026El camino del independiente ya es arduo de por sí, pero creo que hoy por hoy, lo que me está pasando es que me resulta muy difícil separar el rol de editora con el de escritora. Como editora, me dedico a publicar obras de otros autores, a darles difusión, a ayudarlos con las ventas… Lo que implica que deje en segundo plano mi propia obra y que desde afuera se me vea como editora y se olvide mi trabajo como escritora. Esa es una tarea que me propuse para este año: volver a darle importancia a la autora que soy, poniendo un poquito más al costado a la editora. Al ser independiente, tengo que disponer de tiempo para dedicarle a mi obra, sobre todo con la promoción, tiempo que hasta ahora invertí en promocionar las obras de otros autores.

 

¿Cómo escritora que buscas? ¿Que mensaje te gustaría dar?

Creo que tengo mucho que decir respecto a distintos temas. Mis historias son muy variadas, más allá de que la más conocida hasta el momento sea la Saga Aquelarre. En la saga, más allá de todo lo relacionado al fantasy, hablamos mucho de la amistad, de la tolerancia, de la discriminación, de la ecología… Tratamos de dar mensajes, sobre todo, de igualdad. En Siete días para Elizabeth Schumann hablo más que nada del amor y de la homosexualidad (no quiero spoilear nada). Y después tengo otras historias no publicadas aún que cuestionan temas sociales como el hambre, la inseguridad, el sistema carcelario, la pena de muerte, la superpoblación, la guerra, etc. ¿Qué busco como escritora? No lo sé. Quizás, llegar a los lectores a través del sentimiento. Creo que todo sería muy diferente y más fácil si comunicáramos mejor lo que sentimos.

19578576_10213630063655410_1378147587_o

Contanos un poco de que trata tu obra para los que no la conocen.

Tengo varias obras, pero voy a optar por contarte acerca de la saga Aquelarre. Es una saga de fantasy, con elementos de ciencia ficción, esoterismo, magia, aventuras, viajes en el tiempo. Son cuatro libros en los cuales la protagonista viaja a unas islas mágicas para consagrarse en Alta Magia junto a otros adeptos y se ve inmersa sin querer no solo en sus propias aventuras sino en la trama política que domina la historia. Hay una lucha entre sendas mágicas y sobre quién debería gobernar las islas y, por consiguiente, el mundo. La isla del Fuego, el primer volumen de la saga, está contado en dos tiempos, en un presente que transcurre en 1996 y en un futuro distópico, en 2037. El futuro caótico es consecuencia de ese presente y la gran pregunta de la saga nace de este libro. ¿El destino está escrito o lo vamos haciendo a medida que vivimos?

19250030_10213630064055420_134276364_o¿Como realizas la construcción de tus personajes?

Lo primero que hago es saber cómo se llaman y de qué signo zodiacal son. Sonará extraño, pero me resulta mucho más fácil de esta manera, ya que sé si el personaje va a ser más emocional, pasional, con los pies en la tierra o muy pensante, de acuerdo a qué elemento le corresponda. Según el signo, tendrá sus características. Y recién después, empiezo a escuchar su historia.
Creo fervientemente que los escritores no inventamos nada. Los personajes ya existen en algún otro plano, solo hay que escucharlos y bajarlos al papel. La historia previa que traen consigo no es cerrada, sino que dejo que los personajes se desenvuelvan a medida que pasa la historia. Muchas veces, nos sorprenden a medida que avanzamos. Los vamos conociendo en profundidad, sin siquiera haber imaginado cómo eran, qué sentían o qué pensaban. Es un recorrido hermoso; lo importante es dejar que los personajes “sean” y no imponer caprichos de autor a la hora de escribir. Si el autor quiere que un personaje vaya por un lado y el personaje quiere ir por otro, sería un error garrafal negarle esa intención. Si los personajes se rebelan, estamos en problemas.

¿Cuales son las influencias que ves marcadas en estas creaciones? 

Creo que la vida es lo primero que influye. “Para escribir hay que vivir”, dicen los que saben, y es totalmente cierto. Escenas de la vida cotidiana, conversaciones, imágenes… Tengo influencias de todas las artes, por así decirlo. Escribo con mi voz, como lo siento, no sé si tengo influencias literarias aunque quizás las tenga y sea algo inconsciente. Sí tengo influencias cinematográficas, históricas, musicales, teatrales. Me nutro de las distintas artes para plasmar con mi lenguaje las historias que escribo. El cine me inspira en los escenarios, en los colores. La historia, en el contexto, en la verosimilitud que intento crear. La música, en los climas que quiero generar en cada escena. Y el teatro, en los diálogos, por supuesto.

¿Estás satisfecha con el resultado de tu obra?

Sí, estoy satisfecha con las historias terminadas; son tal cual lo que quiero contar. Tienen muchos años de trabajo encima, mucho esfuerzo, noches sin dormir, muchas emociones. Trato de dar lo mejor de mí en cada historia, y lo mejor cambia a medida que uno va ganando experiencia. Representa una parte de mí que queda congelada en ese momento para siempre y releerme también es interesante. Es recordar cómo era yo en ese momento, cómo escribía y qué ponía en juego. Eso también es interesante: ver el propio recorrido a medida que pasa el tiempo.19576673_10213630069255550_71350220_o

¿Recordas alguna anécdota relacionada a tus libros que nos quieras contar?

Tengo miles de anécdotas. De la saga Aquelarre, tendríamos que sentarnos a tomar un café y charlar toda la tarde. Hay muchos personajes inspirados en amigos, en aventuras que vivimos de adolescentes con mi coautora. Hay diálogos que hacen homenaje a nuestros familiares…
En otra historia (no digo cuál para no hacer spoiler) te puedo contar que no tenía muy claro el desarrollo de un personaje. Estaba en el colectivo, “volviendo a casa” desde el trabajo, cuando suena esa canción de Rata Blanca en la radio que escuchaba el chofer y el estribillo me dio la respuesta. Como te decía antes, para escribir hay que vivir. La vida te llena de anécdotas que inspiran.

Si tuvieras un deseo a futuro sobre tu obra ¿Cual seria?

Sin lugar a dudas, que mi literatura traspase los libros y llegue al plano audiovisual. Películas o series de mis historias sería un sueño cumplido que integre todo lo que yo soy, incluso como guionista de cine y televisión.

¿Que libros le recomendarías a tus lectores?

9682590._UY456_SS456_Creo que la literatura es muy personal y no hay historias para todos. Lo que yo recomiendo más que nada es que den oportunidad a autores independientes, ya que hay muchas historias geniales que no son tan conocidas por no tener respaldo ni publicidad de una editorial grande.
Recomiendo “Relatos de Terra Incognita” de Claudio Díaz, la saga “Los Reinos de Herion” de Carolina Panero y Leonor Ñañez, “Aliento de Buda” de Máximo Morales y Bruno Malone, la saga “Etérrano” de León H. Savoia. Si quieren conocer otras voces, las antologías “Buenos Aires Fantástica” y “Relatos de Espada y Brujería”, entre muchos otros.

 

 

 

 

Obras en las que ha participado Vanesa O’Toole

1. Buenos Aires Fantástica, Tomo II, Editorial Thelema
2. Aquelarre, La isla en el Aire, Editorial Thelema
3. Chupacirios, Editorial Pelos de Punta
4. Aquelarre, La isla de la Tierra, Editorial Thelema
5. Aquelarre, La isla del Fuego, Editorial Thelema
6. Palabras, Cuentos relatos y poemas. Volumen I, Editorial Thelema
7. Latinoamérica escribe, Ediciones Raíz Alternativa
8. Mundo Literario 2007, Tomo 4, Editorial Nuevo Ser
9. Pétalos Dispersos, Ediciones Andrónico

Próximas publicaciones:

1. Siete días para Elizabeth Schumann (2018)
2. Puerto Santa María del Buen Aire(2018)

Podes adquirir sus obras en:

En Entelequia Belgrano Juramento 2584

Fanpage de Editorial Thelema.

Próximamente en Amazon.

Sitios de Vanesa O’Toole

www.vanesaotoole.com

Vas a poder conocer su obra este Fin de semana en:

FANTASTICON

Ingresando aquí 
Sábado y Domingo 10 y 11 de Marzo, de 12 a 20 hs
En el colegio San José, Azcuénaga 158, CABA

Y proximamente en la Feria del Libro de Buenos Aires, Argentina ComicCon, FaerieFantasy, Frikipalooza y otros eventos del fandom. Estén atentos a a las redes sociales!

 

Si queres compartirlo! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Instagram